Loba Alteña

La Loba Alteña es una cerveza producida especialmente para honrar a la región de los Altos de Jalisco, aprovechando tanto el hecho de que la mezcla exacta de maltas le otorga un color rojo reminiscente de la tierra que quienes conocen la región evocarán al instante, como el que la raíz del nombre “alt” es común al gentilicio y al estilo Albier, que literalmente se traduciría como “cerveza vieja,” se refiere a la cerveza antigua producida en la ciudad de Dusseldorf, al oeste de Alemania.

El estilo es intermedio entre las antiguas Ales fermentadas a altas temperaturas, y las más modernas Lager, fermentadas a rangos más bajos. Normalmente en su producción se emplean periodos largos de maduración con el fin de que las levaduras reabsorban componentes no deseados, lográndose un líquido más limpio y suave.

La Loba alteña es una cerveza fresca pero que no debe enfriarse demasiado para beberse. La temperatura ideal está entre los seis y los nueve grados. Su sabor es maltoso bien balanceado con buen amargo en él no son protagonistas los lúpulos, como lo serían en otros estilos. El final es seco con un amargo remanente. 

Su color es un rojo-cobrizo suave y su espuma es blanca con una buena retención. De cuerpo es media a ligera, con una carbonatación moderadamente alta.

Reconocimientos: